ACE – Active Chic Eco nace de la responsabilidad con el medio ambiente y la concienciación de hacer del planeta un mundo mejor. El diseño funcional y de líneas puras sueca y la moda vanguardista/creativa belga se unen para crear un bolso smart, 24/7 y sostenible para una mujer activa, inteligente, cool, responsable y actual.

Anna y Sandra las fundadoras de la marca, conociendo los problemas que existen alrededor de la producción y el consumo de moda (segundo sector más contaminante del planeta), y las terribles consecuencias medioambientales que provocan, decidieron que la moda sostenible era el camino correcto para crear una nueva marca con el propósito de inspirar y comprometerse.

En ACE, son conscientes de la situación de nuestro ecosistema marino y de la amenaza que supone para estos la contaminación de los plásticos. El cambio debe ocurrir ahora, no hay más tiempo y la moda es una poderosa herramienta para involucrar a los consumidores y crear conciencia. Por ello, la marca propone para la creación de sus productos convertir los residuos en nuevos recursos mediante un proceso de moda circular. Se comprometen a diseñar productos con un propósito útil gracias a métodos innovadores y materiales reciclados.

Su colección de productos se basa en un modelo de moda circular, con el afán de minimizar los residuos todo lo posible, apuestan por el uso de nuevos recursos y el empleo de materiales reciclados como las redes de pesca rescatadas del mar y otros residuos de nylon.

El primer bolso y mochila de ACE los encontramos en 4 colores pantones distintos, negro, gris claro, pink-nude y topo , de Econyl.

El Material:

Las bolsas están confeccionadas con Nylon italiano de primera calidad, innovadores hilos de alta calidad, que son fabricados por una empresa pionera italiana que utiliza materiales 100% sostenibles.

A través de un sofisticado proceso de purificación, los desechos de nylon del océano se transforman en una fibra de nylon regenerada llamada ECONYL®.

Este nylon se puede reciclar infinitamente sin que el material pierda calidad. Cuando una bolsa llega al «final de su vida útil», se recicla y rediseña para crear nuevos productos.