Todos hemos tenido esas épocas, en las que por distintos motivos, aparecen en nuestro rostro los antiestéticos granitos, capaces de arruinar un evento, una cena o cualquier reunión social que nos interese.

La mayoría de las veces no son un problema grave, simplemente el resultado de una época de estrés, una producción excesiva de sebo o los inevitables cambios hormonales, cualquiera de estos factores hacen que nuestro rostro produzca acné.

El estrés, los cambios hormonales y la producción excesiva de sebo provoca el acné. Para acabar con las espinillas, puntos negros y comedones, es de vital importancia establecer una rutina específica de cuidados que reduzca la producción de sebo. Para ello, Martiderm Acniover Renovador Nocturno, permitirá que la piel esté más uniforme, matificada e hidratada.

Nuestra piel es perfecta para probar y opinar sobre el producto, debido al exceso de sebo y las imperfecciones cutáneas que se deriva de ello. Empezamos:

Martiderm Acniover Renovador Nocturno:

Evidentemente se trata de una crema de tratamiento, adecuada para todo tipo de pieles pero especialmente recomendada para cutis con acné, comedones , pieles grasas y con brillos.

Se consigue:

  • Reducir la cantidad de comedones abiertos y cerrados.
  • Disminuye las manchas y marcas producidas por el acné.
  • Aporta una profunda hidratación de la piel, facilitando la captación de agua y evitando su deshidratación.
  • Permite que la piel absorba más y mejor otros productos cosméticos.
  • Realiza una exfoliación química en el estrato córneo, ayudando a la regeneración cutánea.
  • Minimiza la obstrucción de poros, evitando la aparición de espinillas, puntos negros y comedones.
  • Favorece la formación de colágeno, generando una piel más turgente.
  • Con acción antiinflamatoria calma y disminuye las rojeces.

 

 La hemos probado:

En formato gel y con una textura fresca y muy agradable, hemos empezado el tratamiento. Después de estar un par de semanas usándola todos los días, hemos conseguido que nuestra piel esté regulada, la notamos con menos grasa y por consiguiente menos brillos (lo que nos facilita el maquillaje), el acné más rebelde está completamente controlado y se observa una notable disminución, al igual que de las marcas antiguas.

Deja el rostro hidratado y preparado para aplicar posteriormente otros productos antiacné si fuera necesario, en nuestro caso, solo hemos aplicado un activo más potente en el granito más rebelde, ya que en el resto del rostro no ha sido necesario. Completamente controlado.

La piel al estar más hidratada y turgente, tiene un aspecto saludable y de buena cara ¡Por fin!.

Como siempre Martiderm, símbolo de calidad, nos soluciona la vida.

Os dejamos el enlace a la web para que vosotros mismos le deis un vistazo.

MARTIDERM WEB