Carolina Herrera inicia una nueva aventura con BAD BOY, una fascinante fragancia que actualiza el mito del eterno rebelde, aquel que se atreve a romper las normas y a trazar su propio camino.

Este nuevo icono de rebeldía tiene un carácter dual: es fuerte y sensible; poderoso y empático; heroico y vulnerable. Su valentía radica en su capacidad para expresar y compartir sus sentimientos. BAD BOY es una oda a los hombres que luchan por sus principios y son eles a su propia identidad. El slogan It’s so good to be bad resume el espíritu de esta creación.

El rayo es el símbolo de BAD BOY. Expresa heroísmo y fuerza, y se convierte en una alegoría a su personalidad: impredecible, insólito, atrayente y único. BAD BOY seduce y cautiva con la rapidez y precisión de un rayo.

Para la realización de este asombroso Eau de Toilette, Carolina Herrera de Báez, directora creativa de las fragancias de Carolina Herrera, ha trabajado con los perfumistas Louise Turner y Quentin Bisch. El dúo creativo ha sido capaz de idear un perfume a partir de unas notas intensas y poderosas.

BAD BOY es una fragancia Oriental Aromática en la que los opuestos se atraen: la luminosidad de la Salvia, la Bergamota Verde y la Pimienta, se entrelaza con la oscuridad sensual del Haba Tonka, el Cacao y la Madera de Ámbar. BAD BOY expresa, de manera consciente, las luces y las sombras de la naturaleza del hombre actual.

La concepción y el diseño del frasco, en forma de rayo, han supuesto un reto a nivel tecnológico, y su estética audaz e impactante aúna los atributos de BAD BOY. El rayo se viste de un so sticado y misterioso azul medianoche, presentado rmemente sobre una base dorada.

La campaña de comunicación alude al arquetipo de rebeldía del chico BAD BOY, un carácter explosivo que fusiona energía y poder. La fascinación que genera el chico BAD BOY es arrolladora. Transita las calles de Nueva York, a su paso, nada queda igual. Transforma la ciudad, creando un magnetismo al que nadie puede resistirse. Atrae todas las miradas, no pasa desapercibido. Irradia una luz eléctrica que le convierte en un hombre especial, único.

El dúo de artistas Santiago y Mauricio rma la autoría de la campaña de comunicación. El actor británico Ed Skrein, protagonista del lm, simboliza los atributos de un verdadero BAD BOY. Skrein es uno de los actores con mayor proyección de su generación, incluso ha realizado sus primeros trabajos como director. Creativo y polifacético, comenzó su carrera como músico y ha logrado poner a Hollywood a sus pies. En la pieza audiovisual, también destaca la aparición de Karlie Kloss, imagen de GOOD GIRL. La banda sonora es la versión desenvuelta y fresca del clásico tema Baby Did a Bad Bad Thing de Chris Isaak. La fotografía sugerente y evocadora es obra de Billy Kidd.

José Javier Arce Cid, es titulado en Producción de Audiovisuales, Radio y Espectáculos, en el año 2001, ese mismo año realiza las funciones de Productor Ejecutivo en el cortometraje “Revolución”. Después de este cortometraje me dedique a producir y dirigir varios programas para televisiones locales, entre ellos destacamos “Mundo Zion” dedicado al mundo del videojuego y “8 Milímetros”, dedicado al mundo del corto. En los últimos años me he dedicado a realizar el programa de cine “35HD” para televisionalternativa.com y que durante dos temporadas se emitió en Onda 6 TV y la red de televisiones locales de Vocento. En el año 2012 ha dirigido su primer cortometraje, un documental, ‘Tarde de Transistores’.