Vuelves de vacaciones con el ánimo por las nubes y un montón de proyectos: comer mejor, hacer deporte, leer más, mantener la casa ordenada… ¿Misión imposible? En absoluto. Curver puede ayudarte, al menos, en lo del orden del hogar. Con sus cestas y bandejas Knit, no solo estará organizada, sino que será elegante y cálida.

Cestas y bandejas de distintos tamaños, formas y colores para cualquier rincón de la casa donde las necesites: el salón, la cocina, el despacho, el cuarto de los niños, el baño, el recibidor… Encajan en cualquier parte; sus posibilidades son tan grandes como esta línea de Curver.

Cestillos y bandejas pequeñas para los objetos más complicados: las llaves, los teléfonos, los bolígrafos, los cepillos de dientes, las brochas de maquillaje… Los tamaños medianos son ideales para revistas en el salón; especias o servilletas en la cocina; documentos y papeles en el despacho… Y los más grandes tienen tantos usos como tu imaginación: juguetes y peluches, mantas, libros, cojines…

Para todo lo que necesites hay un modelo de contenedor Curver Knit que encaja con tus ideas y con tus espacios. Y con tu decoración, porque la línea Knit es perfecta para aportar un toque cálido a cualquier ambiente.

Desarrollada tras un largo estudio de las técnicas de tricotado tradicional, Knit simula la textura del tricot clásico. Y en colores neutros: blanco oasis, arena, azul bruma y marrón, perfectos para cualquier estilo de decoración.

Como ves, el orden en casa no solo es posible, sino también elegante con las cestas y bandejas Curver Knit.