FRUCTUM, EL ACEITE DE LA TIERRA COMO TESORO HEREDEDADO.

Posted on Ene 2 2019 - 8:44am by María Sánchez

De nuestra ‘trilogía mediterránea gastronómica’ está el aceite de oliva,  el vino y el pan, cada producto tiene su sello de identidad pese a tener los mismos ingredientes en su elaboración, siempre y cuando sean puros.

Nunca puedo evitar caer en la tentación de un buen aceite de oliva;  de soslayo miro a los que son muy procesados o no tienen aromas del fruto del olivo, pero si doy con uno que lo vale, es inevitable que caiga en mis manos. Es un regalo, no sólo para mi salud sino para mis deseos culinarios más exigentes.

Un buen aceite no es caro ni un lujo sino una inversión asequible y necesaria en nuestras vidas, y, si tenemos en cuenta que gastamos dinero en bebidas carbonatas con colorantes y todo tipos de E, comidas enlatadas a consumir en tres años o bollería industrial… Me reafirmo: no, un aceite de oliva virgen extra no es caro, es barato para ser un alimento puro y que está rico, como decimos en cocina.

Y si hablamos de pureza, de sello de identidad, de sentidos y corazón, debemos entonces hablar de ‘Fructum’, el aceite que me ha conquistado, además es de Km 0, ya que debemos apostar por los productos de cercanía y así apoyar a la protección de nuestros productos locales y  a sus agricultores/as.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fructum es un sueño, una ilusión convertida en proyecto. Lo crearon Jesús y Luis Aguilar, dos hermanos nacidos en familia de agricultores olivareros de Arganda del Rey, en Madrid.

Jesús, Luis y Soledad, responsables de Fructum.

Sus aceites de oliva virgen extra son de una calidad excepcional. Pensad que se extrae a partir de aceitunas procedentes de olivos centenarios que fueron cuidados por sus antepasados y que,  por supuesto, se han adaptado sin olvidar su dedicación y vocación de olivareros.

Uno de sus objetivos en la transformación de las olivas en la magia de crear AOVE fue el  conseguir que el consumidor saboreara un puro zumo de aceituna que representara el trabajo y esfuerzo que hay detrás de cada gota de aceite, y lo han conseguido, sin duda.

Me gustaría que Fructum llegara a vuestras mesas como llegó a la mía, que fue de forma maravillosamente arrolladora para mis cinco sentidos, no es baladí que es un aceite de oliva virgen extra que se extrae  en frío para no alterar el sabor de las diferentes variedades de aceitunas.

A partir de los aceites  Fructum, Soledad, una de las componentes del equipo, elabora variados productos de higiene y belleza, la marca llamada ‘Bellaoliva’.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Si queréis información directa de Fructum, podéis visitar su página web.

También os animo a que visites sus tierras de olivos y consultéis con ellos sobre lo que deseáis saber del aceite y su cultivo o elaboración; tomáoslo como una visita cultural, gastronómica, saludable o simplemente como una visita de ocio, la cuestión es acercarse a nuestro AOVE de la mano de profesionales que aman su trabajo.

AOVE Variedad Picual Predomina las notas de tomate, hoja de olivo y plátano.

 

AOVE Variedad Manzanilla Recolección Temprana. Aroma a manzana verde, hierba, plátano, papilla de frutas.

 

AOVE Cornicabra Recolección temprana. Notas a higuera, verde hoja, tomate, hierba verde, manzana, almendra, alcachofa y la nota dulce a plátano.

 

AOVE Consumo Hogar Recolección Madura

Con un alto porcentaje en ácido oleico las variedades predominantes CORNICABRA y MANZANILLA), aporta un magnífico comportamiento térmico a la hora de ser utilizado en guisos, frituras y parrilladas.

 

http://www.fructumweb.es/pagina/empresa