En una antiguo laboratorio de perfumes del céntrico barrio de Chueca, la firma CXC, de Concha Díaz del Río, fundadora y directora creativa hasta 2011 de la firma Uno de 50,  inaugura su primera tienda física en Madrid, coincidiendo también con la venta online a nivel nacional.

La firma de accesorios CXC situada en la calle Augusto Figueroa, 27, sorprende solo al entrar por esa exquisita puesta en escena, los diseños como auténticas piezas de colección, se exhiben dentro de frascos de cristal, como la esencia de la firma, respetando con ello el alma del local y dando al lugar un aura mística, que choca con la modernidad y las creaciones innovadoras de la diseñadora.

La ambientación en blanco, dorado y cristal mezcladas con materiales nobles como la piel (el  mostrador suspendido en un cinturón de cuero gigante, igual que muchas de las pulseras de la colección). Las lámparas cual bolsas de la firma, creadas por la propia diseñadora. La trastienda como un espacio de creación de la propia diseñadora,  en la que se encuentra en lo alto, una jaula dorada abierta (alegoría de la libertad de creación, de la libertad de movimientos y de la libertad en la naturaleza)  albergando unos preciosos pájaros, diseñados por Alfredo Velasco, de origami compuestos con  bolsas de la propia tienda… Un mundo fantástico y subrealista propio de los sueños y del arte visual, hechos realidad de su creadora.

Al entrar sabes que no estás en una joyería al uso, cada detalle, cada rincón, cada espacio ha sido diseñado minuciosamente con absoluto cuidado. La creatividad fluye en el ambiente y la belleza del conjunto sorprende incluso antes de apreciar las piezas de la colección.

El diseño y la creatividad no tiene límites, la exclusividad de sus joyas roza el arte, enfrascado nunca mejor dicho en frascos de perfume cuya esencia respira imaginación.

Las colecciones:

Cuyos nombres refuerzan implícitamente el estilo de cada una:  Omega, Arena, Fénix e Iceberg, han sido creadas para una mujer fuerte, valiente, con estilo y personalidad que no se esconde ni pasa desapercibida, segura de sí misma, choca con lo establecido, plantándole cara al mundo y simulando un «aquí estoy» a base de estilo y elegancia.

Según palabras de la propia diseñadora: «la mujer CXC se reafirma con accesorios y joyas de gran belleza y que son exclusivas para realzar su única y singular forma de ser”.

Las joyas confeccionadas a mano artesanalmente y totalmente en España,  combinan distintos materiales como la plata, el oro, la piel de curtición vegetal o el latón, los cantos matados, teñidos y lujados a mano, los materiales con baños de oro y plata o incluso cristal de murano, Swarovski o madera, juegan con el ingenio creativo de la diseñadora.

La inspiración no tiene frontera, no hay imposibles, desde los elementos del mundo ecuestre o náutico, pasando por elementos de ferretería o  marroquinería, su  pasión por los rastros y rastrillos de cualquier parte del mundo han hecho de Concha Díaz una buscadora incansable.

Hablamos siempre de piezas femeninas, pero no podemos olvidar que la firma también posee diversas piezas pensadas para el público masculino.

La apertura de la nueva tienda supone “un nuevo paso en la breve historia de la marca”, según afirma Concha Díaz, a lo que se suma el lanzamiento del comercio electrónico, para distribuir las joyas a nivel nacional en una primera fase e internacional siguiendo sus planes de rápida expansión.

Os dejamos el enlace web:

WEB CXC

La innovación y la creatividad en joyería ya está en Madrid ¡Lo que puede imaginarse puede crearse!