Imagen 077

Imagen 077

En plena África ecuatorial, en una remota selva del Congo, Cacao Sampaka ha realizado un fascinante hallazgo: ha descubierto toda una rareza, un ejemplar de cacao criollo. Introducida en África en el siglo XIX, esta variedad fue muy pronto substituida por cacaos forasteros, más productivos pero carentes de aroma.

“Mahali Kwasiri” es el nombre con el que Cacao Sampaka ha querido bautizar a su nueva creación, elaborada con este cacao criollo africano. Un  concepto que en suajili significa “lugar en secreto”, y que refuerza el sentido y la importancia de este descubrimiento. Cacao Sampaka saca a la luz un secreto oculto para elaborar un chocolate
excepcional.

Mahali Kwasiri es un cacao de particular acidez y aroma floral, en el que destacan sus notas de frutos rojos, y un potente sabor a cacao.

Mahali Kwasiri se incorpora a la línea “Cacaos De Leyenda”, y como el resto de chocolates de la colección, se elabora sin mezclas, para disfrutarlo en todo su esplendor. Los chocolates La Joya (elaborado con cacao criollo blanco cultivado en Tabasco,México) y Xoconusco (elaborado con Cacao Real Criollo) fueron los primeros pasos en este apasionante camino: descubrir y disfrutar de las características propias y distintivas
de cada variedad.

Light Roast, un innovador proceso inspirado en el mundo del vino

Los Cacaos de Leyenda incorporan además otra novedad. Tanto Mahali Kwasiri como las nuevas tabletas de Xoconusco muestran el “sello” Light Roast, para identificar un innovador proceso de elaboración que permite preservar todos los aromas y matices del cacao, que se desarrollan durante la etapa de la fermentación.

Al igual que sucede en el mundo del vino, el terroir (o terruño) -el conjunto de factores que definen y describen la región geográfica donde está emplazado el viñedo- resulta igualmente determinante en la producción de cacao. Factores como la temperatura, la humedad, la intensidad de los vientos, la mineralización de los suelos, las lluvias, la
altitud o la latitud son decisivos en el resultado final de productos vivos como el vino o el cacao.

Durante el proceso de fermentación, al igual que ocurre en la vinificación, se suceden una serie de reacciones químicas que desarrollan los precursores del sabor del cacao. Es un proceso de vital importancia para el agricultor. Y no menos importante resulta la etapa del tostado: en este punto es cuando se destila la esencia del cacao, potenciando o “rebajando” los sabores que se desean obtener.

La fermentación del cacao y del vino tienen muchos puntos en común. De este paralelismo, y con el objetivo de descubrir la verdadera esencia del cacao, surge el proceso Light Roast. Una apuesta, también, por respetar el esfuerzo y el trabajo del agricultor, sin desvirtuarlo. Esta novedad se ha incorporado ya en la tableta Mahali, así como en las nuevas tabletas Xoconusco Light Roast. Cacao Sampaka seguirá igualmente comercializando sus tabletas “clásicas” de Xoconusco.

Los nuevos productos, a la venta desde inicios de noviembre, se han presentado así mismo en el Salon Du Chocolat de París, donde Cacao Sampaka ha contado con su propio stand. En estas fechas Cacao Sampaka ha acudido igualmente.

José Javier Arce Cid, es titulado en Producción de Audiovisuales, Radio y Espectáculos, en el año 2001, ese mismo año realiza las funciones de Productor Ejecutivo en el cortometraje “Revolución”. Después de este cortometraje me dedique a producir y dirigir varios programas para televisiones locales, entre ellos destacamos “Mundo Zion” dedicado al mundo del videojuego y “8 Milímetros”, dedicado al mundo del corto. En los últimos años me he dedicado a realizar el programa de cine “35HD” para televisionalternativa.com y que durante dos temporadas se emitió en Onda 6 TV y la red de televisiones locales de Vocento. En el año 2012 ha dirigido su primer cortometraje, un documental, ‘Tarde de Transistores’.