La llegada del invierno y sus bajas temperaturas provoca la aparición de molestias y un cierto malestar propiamente manifestados en estos meses del año.

La disminución de la actividad física en tiempos de frío es una realidad.

También el hecho de que la humedad y el descenso de la presión atmosférica provoquen rigidez muscular y articular, aumentando de un modo potencial la percepción de dolor y causando posibles alteraciones en las terminaciones nerviosas.

Durante esta época, las personas que padecen patologías crónicas puede que recurran a un mayor alivio tras ver acelerada la intensidad de sus afecciones y padecer cambios en su sensibilidad.

Existen los denominados ingredientes con propiedades coadyuvantes, los cuales pueden actuar como complemento y aportar su granito de arena a la hora de sobrellevar mejor este tipo de dolencia.

Son el café, las semillas de cacao, el huevo y composición proteica, el jengibre, la canela, las cerezas, la cúrcuma o las espinacas.

Hay otros recursos fáciles de aplicar en el día a día que contribuyen a rebajar los índices de malestar.

Mantenerse activo es fundamental, así como aplicar calor local en las zonas afectadas.

Cannabiben Gel, la referencia antiinflamatoria de Máyla Pharmaceuticals para el alivio general con CBD.

En Cannabiben Gel encontramos un aliado, más necesario que nunca en invierno, para relajar y aliviar las zonas corporales que requieren de una mayor protección.