Representante señero de la región mediterránea, el ciprés se alza con orgullo en el paisaje de Carrière Frères.

El ciprés es un árbol de hoja perenne de la familia de las Cupresáceas que destaca entre la arboleda: su esbelta silueta conífera puede alcanzar los 40 metros de altura.

Su nombre es, también, legendario: deriva de la mitología griega, en la que Ciprés, hijo de Télefo, fue convertido en ciprés por Apolo.

El ciprés crece en las regiones más templadas del norte, y define el paisaje toscano. Se le reconoce por sus pequeñas hojas triangulares en forma de escamas y sus redondos frutos, con textura de madera.

Su madera es muy apreciada por los expertos y se utilizaba históricamente para fabricar clavicordios italianos. Amaderado, fresco y aromático, el aroma del ciprés evoca la fuerza y la nobleza de su silueta.

Conocida por su actividad antibacteriana y sus propiedades tonificantes, la fragancia de ciprés es perfecta para un dormitorio o un baño.