El hecho de que salgan escamas en el cuero cabelludo es algo que le sucede principalmente a personas que por alguna razón, sufren de alguna condición dermatológica que lo afecta, siendo más común en personas que sufren psoriasis, eccema o dermatitis seborreica. 

Tiende a afectar más a mujeres que a hombres, por lo general entre los 25-50 años, y también puede afectar a niños y adolescentes.

Las escamas suelen estar muy superpuestas y se parecen a las tejas de un techo, notándose cierto picor y tirantez en el cuero cabelludo.

Si no se tratan, las escamas se adhieren y siguen acumulándose: “Los eccemas son frecuentes, se producen cuando el cuero cabelludo está irritado y deshidratado, lo que puede suceder si pasamos largo tiempo bajo el sol sin una protección o cuando a diario, nos lavamos el cabello con productos que tienen fuertes tensioactivos como por ejemplo los sulfatos” – nos cuenta Néstor Alriols, de la firma cosmética masculina Freak´s Grooming.

Es por ello que se hace necesario hidratar bien el cuero cabelludo, utilizando un buen champú sin sulfatos como prevención, buscando además que entre sus ingredientes figuren hierbas como el coco, el tomillo, la ortiga, la milenrama o el tusilago, con reconocidas propiedades para tratar este problema.

Por qué pica la cabeza y se cae el pelo

La pérdida de aceites naturales provoca que el cuero cabelludo se irrite y nos pique. Si además nos rascamos,  lo más seguro es que acabemos con espacios en blanco en nuestra cabeza y que notemos que el pelo se cae: “Esto es temporal y reversible, aunque angustia a quiénes lo sufren, el cabello vuelve después a crecer. Se trata de una condición estresante e incómoda cuyo tratamiento consiste en suavizar y eliminar las escamas duras, lo que se hace con diferentes medicamentos tópicos, cremas que contienen alquitrán y ácido salicílico” – nos comenta Esperanza Sáenz, responsable de imagen de la firma sevillana Dalire Cosmetics.    

              

Trucos para acabar con las escamas y costras en la cabeza

1/ Por ejemplo, usando un aceite vegetal en el cuero cabelludo para que las escamas se suavicen poco a poco. Después, agregar un poco a tu acondicionador después de lavarte el cabello y envolverlo en una toalla caliente. Tras hacer esto varias veces a la semana, verás que las escamas comienzan a ablandarse, lo que las hace más fáciles de quitar del cuero cabelludo sin hacerte daño.

2/ Díle adiós al estrés y a la mala alimentación, añadiendo ejercicio regular, meditación y también, mucha agua también en alimentos que la contengan como frutas y verduras.

3/ En el caso de que las escamas se vayan acumulando y no hagas nada para tratarlas, el problema irá a más y se acabarán formando costras que tratar con cremas o medicamentos tópicos que te recete un dermatólogo. Las costras pueden aparecer incluso sin haber tenido antes escamas, la condición podría ser una dermatitis seborreica que ha empeorado y que deberá ser tratada por un profesional.

Cosmética capilar sin sulfatos de Dalire + Acondicionador sin sulfatos para cabello y barba de Freak´s Grooming