CRÍA CUERVOS

¡OJO! CRÍA CUERVOS es una nueva marca de vino que nace con una aspiración y unos objetivos muy bien definidos.

Este blanco de la variedad verdejo, elaborado en La Seca (Valladolid), la mejor zona de vinos blancos de España, y con Denominación de Origen Rueda, surge de la necesidad de ofrecer un vino con una imagen fresca, joven y elegante, que rompa con los códigos desfasados de las bodegas tradicionales, pero que se sustente al mismo tiempo sobre las bases de la máxima calidad.

CRÍA CUERVOS responde así a los gustos y exigencias de las nuevas generaciones, esas que aún sin saber de vino buscan emociones que trasciendan más allá de la copa.

Conectar directamente con el consumidor y ser partícipe del disfrute de cada segundo de la vida es el objetivo principal de este vino creado por y para el consumidor más joven, de 20 a 45 años.

CRÍA CUERVOS no es un vino.

Es un símbolo creado para todos aquellos que quieran apagar por unos segundos el ruido del mundo y disfrutar del presente.

Del aquí y el ahora”, explica Javier Muñoz Lazaga, una de las cuatro cabezas pensantes de este proyecto. “Creamos este vino para esos apasionados de la vida que no temen romper tabúes. Es un vino para rebeldes como nosotros, que no vivimos la vida atados a ningún código o manual de instrucciones. Vivimos haciendo camino y saboreando cada paso”.

Con este mensaje tan claro, directo y optimista, y una imagen disruptiva y sofisticada, CRÍA CUERVOS es un vino blanco de gama alta elaborado en una bodega familiar de La Seca con más de un siglo de tradición a sus espaldas, que cuenta con algunos de los viñedos más viejos de la zona. Un lugar privilegiado en el que clima, suelo y genética se unen para dar lugar a una verdejo de marcado carácter y personalidad excepcional.

“Este vino es el campo en tu copa. Es el saber hacer de 150 años de generaciones de viticultores. Es un regalo para los sentidos”.

CRÍA CUERVOS es un vino blanco de elaboración ecológica, fresco y elegante, que reclama la autenticidad de la uva verdejo con aromas que recuerdan al pomelo dulce y la piña, con ligeras notas de anís e hinojo, y que en boca se muestra seco y a la vez refrescante gracias a la acidez justa.

Un vino perfecto para beber a cualquier hora y en cualquier lugar, para disfrutar en verano y, por qué no, también en invierno, junto a mariscos, pescados, ceviches, sashimis y carnes blancas.

Rompiendo con la tradición y reinventando las reglas del juego en el sector del vino, CRÍA CUERVOS se presenta como un vino Premium a un precio asequible (PVP 11,90 €), una marca nativa digital disponible sólo a través de e-commerce.

Su botella de diseño transparente y serigrafiada deja ver un vino brillante y apetecible, que destaca por las cuatro características que lo definen: joven, indómito, fresco y natural.

Un vino pensado para aquellos que no toman vino de manera habitual pero que no renuncian a una buena copa, para paladares amateur o avezados con ganas de adentrarse sin miedo en este apasionante mundo.

“Para pedir un CRÍA CUERVOS no hace falta saber de vino. Lo único que hace falta es tener ganas de vivir y de disfrutar el momento”. Una experiencia que no deja indiferente por su imagen y cuyo sabor se convierte en el perfecto acompañante de todo tipo de encuentros y celebraciones.