Situada en Mortagne-au-Perche (Normandía) desde 1901, la fábrica del siglo XX de Trudon forma parte de la red regional del Parque Natural de Perche.

Esta área protegida incluye 88 municipios, y se extiende a lo largo de casi 195.000 hectáreas en los distritos de Orne y Eure-et-Loir, en la región francesa de Centre-Val de Loire.

La misión del Parque Natural es proteger el medio ambiente a través de acciones que ayuden a preservar la biodiversidad, los recursos hídricos y el medio ambiente, así como dirigir un crecimiento urbano sostenible.

En paralelo, busca concienciar a la población generando devoción al patrimonio local y consiguiendo que actúen en aras del desarrollo sostenible; preservando y poniendo de relieve el patrimonio regional y convirtiéndolo en un factor que fomente la lealtad y la sostenibilidad.

Con fuertes raíces en el territorio, la participación de la Maison Trudon en un proyecto destinado a proteger las especies locales en peligro de extinción tiene mucho sentido.

En 2018, la empresa se comprometió económicamente con el Parque Natural en una medida para preservar la biodiversidad de la región.

En colaboración con el Conservatorio de la Abeja Negra de Orne, Maison Trudon ayuda a proteger a la abeja negra europea (apis mellifera mellifera), una especie endémica y un eslabón esencial en la cadena de la biodiversidad de la región, clave para la supervivencia de todas las especies.

Hoy en día, la abeja negra europea está amenazada por la agricultura intensiva y las prácticas apícolas industriales.

Esta colaboración refleja perfectamente elmotto de Trudon desde 1643, «Deo regique laborant,» o “(Las abejas) trabajan para Dios y el Rey.»

CIRE

La vela perfumada Cire marca un hito en el desarrollo del compromiso de Trudon. La casa destina el 4% de las ventas de esta vela y los camafeos perfumados para sostener el Conservatorio de la Abeja Negra de Orne. 

La vela perfumada Cire es una representación olfativa de la Maison.

Entre sus exquisitas emanaciones de perfume y cera caliente, se esconde una fuerte carga simbólica.
En la encrucijada que supone el saber hacer ancestral, el compromiso con la excelencia y la visión contemporánea, la vela perfumada Cire revela una fragancia actual y muy singular tras su vidrio ámbar ligeramente moteado: la del absoluto de cera de abejas.
Las abejas y la cera de abejas son, por definición, el corazón de la historia de la fábrica de Trudon: no en vano desde el siglo XVII el lema es “Deo regique laborant”, lo que significa “ellas (las abejas) trabajan para Dios y para el Rey”.
 
Cabeza: Bergamota, Miel, Madera encerada.
Corazón: Aceite esencial de canela, Absoluto de cera de abejas, Aceite esencial de sándalo.
Base: Almizcle, Aceite esencial de Pachulí, Vainilla, Haba Tonka.
Peso: 270gr.
Duración: de 55 a 65 horas.
Disponible en formato vela y cofre de 4 camafeos perfumados.P.V.P.: 85€ / 270gr.