Fusionando la esencialidad y la linealidad de formas, se concibe el nuevo bolso Monogram. A través de los motivos gráficos que, sobre una cuadrícula reproducen el logotipo de la marca, se celebra el estilo propio y la identidad de Elisabetta Franchi.

Su diseño geométrico lo convierte en el mejor complemento en cualquier momento del día, durante un fin de semana fuera de la ciudad o en un día de trabajo. Se presenta en dos tamaños, maxi o medium, y también está disponible en diferentes colores que contrastan entre sí, como azul y camel, regaliz y negro, rojo y blanco roto o incluso totalmente negro.

Como una clara expresión de versatilidad y funcionalidad, y con grandes rasgos de identidad, se convierte en un complemento vital que no solamente acompaña tu outfit, si no que le añade carácter.

www.elisabettafranchi.com