Su misión es ‘sujetar’ la onda durante el peinado y memorizarla para que se mantenga en el tiempo. Es decir, “aunque lo hagas de forma muy sutil, la onda permanece intacta durante horas”, explica Mario Anes, director artístico de Cotril España

Entre sus ventajas, destaca que no deja residuos en el cabello, ni dureza, de modo que una vez terminado el look tu cabello no notará ningún resto de producto.

Cómo hacer unas ondas deshechas paso a paso

Mario Anes nos lo resume en cuatro pasos.

La clave, según él, “es utilizar la tenacilla o la plancha y realizar el movimiento de manera rápida para que el pelo no coja mucho calor y se forme demasiado la onda. Si lo normal es tener la plancha entre 20 y 30 segundos, en esta ocasión con 10 es suficiente”. Otro punto a tener en cuenta es coger mechones más gruesos de lo habitual.

Una vez aplicado el producto y secado el cabello:

  1. Enrolla una sección gruesa de cabello en la plancha.
  2. Haz una ligera torsión para crear la onda.
  3. Haz un movimiento rápido hacia abajo, de unos 10 segundos (no más de 15).
  4. Una vez ondulada toda la melena, péinala con los dedos para una mayor naturalidad y movimiento.

Dress:

Fluido modelante de fijación media para esculpir los looks deseados manteniendo la suavidad natural del cabello.

Textura súper ligera y manejable que garantiza una versatilidad máxima sin dejar residuos.