La chuleta, uno de los platos más tradicionales en la gastronomía vasca, ha servido como fuente de inspiración para crear el pintxo “La vacuna de moderno”.

Un ingenioso juego de palabras con el que el chef Josean Merino y su equipo de la reconocida taberna perretxiCo han querido “inyectar fuerza y una sonrisa a quienes lo degustan”.

 

Se trata de un buñuelo de txuleta de vaca al que se le da el clásico toque ahumado con la anguila, y donde no podían faltar las patatas que se incorporan pochadas encima del buñuelo.

Sobre el se colocan las huevas que le aportan los toques salados y los brotes anisados que unifican el sabor en boca.

Es un pintxo concebido para ser comido en dos bocados y la inyección del jugo debe hacerse por ambas partes para una jugosidad máxima en cada bocado.

Fue presentado en la Semana Grande del Pintxo de Álava 2020 que tuvo lugar en Vitoria-Gasteiz, resultando finalista y clasificado como uno de los 10 mejores pintxos de la convocatoria.