Sandro

Largos hasta la pantorrilla, con botonadura doble y generosas solapas, estos abrigos visten como un sastre.

Su patrón limpio y los tejidos sobrios,  con cuadros o lisos, dan un aire masculino a cualquier look urbano.