ProEXR File Description =Attributes= cameraAperture (float): 36 cameraFNumber (float): 8 cameraFarClip (float): 100000 cameraFarRange (float): 100000 cameraFocalLength (float): 18.0313 cameraFov (float): 89.9006 cameraNearClip (float): 150 cameraNearRange (float): 0 cameraProjection (int): 0 cameraTargetDistance (float): 1038.2 cameraTransform (m44f): [{0.413893, 0.899984, -1.04308e-007, 1303.04}, {0.910326, -0.409191, 4.09782e-008, 827.067}, {0, -0.150304, -1, 79.2766}, {0, 0, 0, 1}] channels (chlist) compression (compression): Zip dataWindow (box2i): [0, 0, 2499, 1308] displayWindow (box2i): [0, 0, 2499, 1308] lineOrder (lineOrder): Increasing Y name (string): "" pixelAspectRatio (float): 1 screenWindowCenter (v2f): [0, 0] screenWindowWidth (float): 1 type (string): "scanlineimage" =Channels= A (half) B (half) G (half) R (half) VRayDRBucket.B (half) VRayDRBucket.G (half) VRayDRBucket.R (half) VRayExtraTex_Map #2138623608.B (half) VRayExtraTex_Map #2138623608.G (half) VRayExtraTex_Map #2138623608.R (half) VRayMtlID (uint) VRayObjectID (uint) VRayReflection.B (half) VRayReflection.G (half) VRayReflection.R (half) VRayRefraction.B (half) VRayRefraction.G (half) VRayRefraction.R (half) VRaySpecular.B (half) VRaySpecular.G (half) VRaySpecular.R (half) VRayWireColor.B (half) VRayWireColor.G (half) VRayWireColor.R (half)

La prestigiosa asociación hostelera Relais & Châteaux, fundada en 1954 y con más de 580 miembros alrededor del mundo, anuncia la incorporación de siete establecimientos de todo el mundo, entre ellos una de las aperturas del año en nuestro país: La Fonda Hotel & Spa (plaza de Santo Cristo, 9), ubicado en el corazón del casco antiguo de Marbella (Málaga), en la popular y animada calle Ancha, llena de bares de tapas y tiendas.

La Fonda es más que un hotel: es un lugar que atesora siglos de historia. Los tres edificios que lo conforman, unidos por patios y jardines interiores, datan de principios del siglo XVI. En su momento, el conjunto acogió una residencia privada; luego se convirtió en una iglesia y más tarde en una escuela.

En 1967, los diseñadores Jaime Parlade y Duarte Pinto Coelho lo transformaron en hotel de lujo y, finalmente, a finales de los 80, se convirtió en un restaurante con estrella Michelin.

Una joya escondida que fue, durante muchos años, un centro de reunión de la alta sociedad marbellí, en los ‘años dorados’ de la ciudad. Pero con la llegada de la década de los 90, el establecimiento fue abandonado, y sus muros, tomados por la hiedra. 

Ahora, ha sido completamente restaurado y redecorado por los nuevos propietarios.

La mayor parte de los edificios originales sigue en pie, incluidas las dos altas torres con vistas de 360 grados de Marbella: gruesos muros de barro, piedra y ladrillo, arcos que conducen a patios escondidos, vigas de madera que cruzan altos techos, antiguas chimeneas, habitaciones con azulejos y paredes pintadas…

Una valiosa arquitectura histórica que se entremezcla con magníficos ficus de 200 años que crecen en su interior.

A las habitaciones se accede por galerías cubiertas que dan a los patios. Cada una tiene su encanto, no hay dos iguales; algunas cuentan con enormes terrazas, presididas por las ramas de los magníficos ficus, mientras que otras abren sus puertas dobles en balcones con vistas a la plaza.

Se ofrecen seis suites con grandes bañeras; tres junior suites con todo lujo de detalles, seis superior estándar y tres estándar, ideales para viajeros solitarios que buscan un toque único.

La decoración, en una línea de serenidad y sutil elegancia –que consigue realzar la belleza natural de los edificios y jardines–, emplea una paleta de colores dominada por negro, blanco, gris y crema, en combinación con materiales como el cuero envejecido, las maderas nobles, la piedra natural y el azulejo antiguo de diseño geométrico. Notas de color y textura alegran el conjunto y aportan vitalidad.

Y, por supuesto, con una vegetación exuberante que nos hace conectar con la tierra.

La Fonda cuenta, además, con jardín y solárium, spa (a partir de 2024) y piscina en la azotea; su skybar sirve unos mágicos cócteles al atardecer.

Los inolvidables desayunos estilo buffet de La Fonda, con platos mediterráneos, bollería y panes recién horneados, se pueden degustar tanto al aire libre como, en los meses de invierno, en la biblioteca, dotada de grandes sillones de cuero junto al crepitar del fuego.

Los huéspedes también pueden tomar un aperitivo o el té de la tarde en el patio, visitar su restaurante (Jane) o disfrutar de la terraza delantera, perfecta para observar a la gente que pasea por la colorida calle Ancha.

Su restaurante es como un pequeño mercado que propone una selección de pescados del día capturados por los pescadores locales en las orillas del Mediterráneo pocas horas antes de ser servido.

Los precios se marcan con tiza en pequeñas pizarras y el pescado se elige, se pesa y se lleva a la cocina para ser preparado: frito, a la plancha o a la parrilla de carbón. Los platos de la carta están todos pensados ​​para compartir, utilizando productos locales, ecológicos y de temporada: desde numerosas opciones de verduras frescas hasta carnes de cercanía como el chivito malagueño, el cordero malagueño y la ternera gallega.

Se palpa la influencia de todo el Mediterráneo, con un toque levantino.

El jefe de cocina, Tomer Almedi (natural de Jerusalén), y la fundadora, Lauren Gilbert, han creado una fusión de dos culturas, de las que emergen sabores fuertes y con personalidad.

UN HOTEL ÚNICO CON VALORES COMPARTIDOS

En palabras de Lauren Gilbert, «Unirse a Relais & Châteaux es sinónimo de unirse al mejor club hotelero del mundo. Es un sentimiento de pertenencia a un grupo, que no solo engloba nuestra marca sino también nuestras creencias, nuestros valores y estándares.

La Fonda ofrecerá una experiencia única, que une lo antiguo y lo nuevo, la historia y la cultura, todo combinado. Esta experiencia global es una de las que más aprecia el viajero ‘conocedor’ de Relais».

«A la vanguardia de nuestros valores –continúa Lauren– están la amabilidad, la generosidad, la atención y la empatía, componentes básicos de un servicio óptimo al cliente. Queremos construir una marca fiable que se identifique con el mejor cuidado y permita al huésped disfrutar de una experiencia genuina».

José Javier Arce Cid, es titulado en Producción de Audiovisuales, Radio y Espectáculos, en el año 2001, ese mismo año realiza las funciones de Productor Ejecutivo en el cortometraje “Revolución”. Después de este cortometraje me dedique a producir y dirigir varios programas para televisiones locales, entre ellos destacamos “Mundo Zion” dedicado al mundo del videojuego y “8 Milímetros”, dedicado al mundo del corto. En los últimos años me he dedicado a realizar el programa de cine “35HD” para televisionalternativa.com y que durante dos temporadas se emitió en Onda 6 TV y la red de televisiones locales de Vocento. En el año 2012 ha dirigido su primer cortometraje, un documental, ‘Tarde de Transistores’.